Mercados

Los bonos vinculados a la inflación en Brasil finalmente darían frutos

El Congreso y el Gobierno finalmente han llegado a un acuerdo sobre el presupuesto de 2021 y los bonos ahora están subiendo.

La Bolsa de Valores de Sao Paulo, Bovespa, en Sao Paulo, Brasil.
Por Davison Santana
23 de Abril, 2021 | 10:35 am
Tempo de leitura: 2 minutos

Bloomberg — Meses de apuestas a los bonos brasileños vinculados a la inflación podrían estar a punto de recompensar a los inversionistas, y por una razón totalmente ajena al aumento de los precios al consumidor.

Desde principio de año, los inversionistas han preferido los bonos vinculados a índices, o NTN-Bs, antes que los bonos de tasa fija, debido a la preocupación de que las interrupciones relacionadas con la pandemia y un real más débil reactivarían la inflación. La medida empujó el break even inflacionario de 5 años del país desde un 3,9% en diciembre a un 4,9%.

Sus preocupaciones estaban bien fundamentadas y la inflación se aceleró a 5,52% en marzo, desde un 1,92% en junio del año pasado. El problema es que la preocupación por la creciente deuda fiscal de Brasil provocó una caída tanto de los bonos fijos como de los vinculados a índices, lo que significa que la apuesta nunca valió la pena, a menos que estuviera cubierta por swaps. Pero ahora, el Congreso y el Gobierno finalmente han llegado a un acuerdo sobre el presupuesto de 2021 y los bonos están subiendo.

Las tasas de interés en la parte alta de la curva de los swaps han caído 57 puntos base en una semana desde que quedó claro que el estancamiento presupuestario estaba llegando a su fin.

PUBLICIDADE

Si bien el acuerdo del Gobierno con el Congreso significa un mayor gasto fiscal, los operadores se sienten aliviados de que la larga disputa haya terminado y la volatilidad pueda disminuir. Además, muchos inversionistas han llegado a considerar que el aumento de la deuda es inevitable en los mercados emergentes.

No obstante, los inversionistas aún no están fuera de peligro.

Una investigación del Senado sobre el manejo de la pandemia por parte del Gobierno, que podría reavivar las tensiones políticas, y un banco central expansionista podrían hacer que los bonos bajen nuevamente.

Por ahora, los operadores siguen convencidos de que la orientación a corto plazo del banco central se mantendrá, con opciones que muestran que casi un 80% de las apuestas consideran un alza de tasa de 75 puntos base en mayo, mientras que solo un 13,5% prevé un aumento de un punto porcentual completo. Si el banco central tarda en elevar las tasas, los inversionistas aún pueden impulsar al alza los rendimientos a más largo plazo.

Nota: Davison Santana es un estratega de divisas que escribe para Bloomberg. Las observaciones que hace son propias y no pretenden ser un consejo de inversión.

Brasilbonos de Brasildeuda BrasilPresupuesto BrasilInflación Brasil
PUBLICIDADE